jueves, 28 de marzo de 2013

Algunas diferencias entre Jane Austen y las hermanas Bronte

    Las hermanas Brönte y Jane Austen suelen ser siempre nombradas a la vez, y suelen ser equiparadas en todo por la mayor parte de los lectores por haber pertenecido a la época Victoriana inglesa y por haber vivido por ello bajo las mismas reglas sociales y las mismas creencias y dogmas.
Sin embargo, me gustaría señalar algunas diferencias que yo, como enamorada de la literatura inglesa del siglo XIX que soy, encuentro entre ellas.

    - Jane Austen utilizaba la ironía para denunciar las estrictas normas sociales que atenazaban a las mujeres de su época, mientras que las hermanas Brönte eran de un realismo incisivo y cortante que  siempre bordeaba lo autobiográfico y que describía muy bien la oscuridad y la amargura que las mujeres tenían que vivir en la época victoriana.

   - Los personajes de Jane Austen tenían como prioridad el amor y las relaciones sentimentales ( debido probablemente a que el amor fue lo que a la autora siempre le faltó), mientras que los personajes de las Brönte, además de estar inmersos en temas sentimentales, estaban inmersos también en problemas personales, económicos y sociales.

  - Austen nunca tocó temas que podían resultar extremadamente polémicos para su época, mientras que las Brönte escribieron sobre temas que para su tiempo y circunstancias sociales eran tremendamente escandalosos, como eran el alcoholismo, el maltrato de las familias con dinero a la gente que tenían empleada, las malas condiciones de los colegios para chicas y chicos de pocos recursos, el materialismo más voraz, el desprecio de la gente de ciudad hacia las personas que vivían en los pueblos, la pobreza, la enfermedad, el clasismo más exacerbado, etc...

  - Austen creaba personajes que tenían un interior rico, y las Brönte creaban personajes que literalmente ardían por dentro y que se devoraban a sí mismos.

   - Austen colocaba a sus personajes en entornos pintorescos y soleados y las Brönte los colocaban bajos cielos grises, entre vientos y tempestades de montaña, o en casas oscuras y húmedas y campos lúgubres y deprimentes.

   - Austen escribía sobre salones de grandes bailes y sobre fiestas de presentación en sociedad, y las Brönte siempre escribían sobre gente que tenía pocos recursos y que no sabían lo que era ser presentados en ninguna parte.

    En fin... Podría enumerar muchas más diferencias, pero de momento pondré solo éstas. Decir que a pesar de las diferencias existentes entre ellas me gustan todas por igual, pues todas me parecen igual de grandiosas y de admirables, cada una en su estilo.

Qué, chicas...¿Vamos a Londres o no?

Yo no voy, que sois muy oscuras

6 comentarios:

  1. Una buena comparativa. Hacía mucho tiempo que no leía un artículo tan interesante sobre literatura. Chapeau. :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...