miércoles, 29 de mayo de 2013

El reality televisivo de “el jefe” no es más surrealista porque los productores no se entrenan

Hay un programa ( bueno, más bien un reality) en la xplora, uno de esos nuevos canales de la tdt que han entrado en nuestros hogares para salvarnos de lo hortera (ver el post “la xplora y la discovery nos han salvado de la televisión hortera” para enterarse mejor), que se llama "el jefe" y que me tiene fascinada por las grandes dosis de surrealismo que exhibe cada vez que se emite.
Este “reality yanqui”, (como no, de los USA tenía que ser), trata de jefes de grandes empresas y franquicias que se disfrazan de empleado nuevo para saber cuales son los mayores errores y fallos que se cometen en el día a día de su empresa. El empresario en cuestión se viste de empleado novato y patoso con formación y experiencia para trabajar en las áreas más cutres y duras de la empresa  y se pone a merced del encargado o del supervisor de turno para aprender las labores propias de esclavo de la compañía y poder investigar así qué es lo que se necesita para seguir haciendo dinero sin parar.
Lo que me fascina de este programa no es el formato en sí, por muy raro y friki que éste sea, sino el hecho de que el jefe disfrazado de empleado sufridor siempre acaba descubriendo que sus encargados y sus supervisores son gente maravillosa con dramáticas historias a las espaldas  y que su empresa tiene unos pequeños fallos fácilmente subsanables, vamos, que al final siempre resulta que su imperio es un paraíso que todo el mundo está deseando visitar. Esto me parece realmente surrealista, de verdad, porque no me creo que si un jefazo se camuflara de empleado novato y lerdo acabara descubriendo cosas  como que tiene bajo sus órdenes a un equipo maravilloso y ávido de trabajar para su empresa. Yo creo que si el programa de marras quisiera ser realista y veraz, como nos hace creer a todos que es, todo sería muy diferente a como se ve en él. En la versión real, el jefe en cuestión sería pateado y discriminado por todo el mundo por ser el novato de la empresa, y tendría tantos motes que no podría nombrarlos todos ni él. Sus encargados y supervisores serían unos mal nacidos que le cargarían de trabajo extra y que además de ratearle hasta el último céntimo de la paga le pondrían los horarios que menos compatibles fueran con su vida personal para que no olvidara nunca lo que es ser el último mono de la empresa, y le harían también limpiar la tienda, o el puesto o lo que fuera mientras los demás miraran. Si el reality representara la auténtica realidad, el jefazo disfrazado de don nadie no descubriría pequeños fallos organizativos sin importancia, sino cosas tan inquietantes como que alguien se lleva cantidades ingentes del producto que sea de los almacenes, o como que hay un cadáver en el congelador de algún almacén que lleva ahí Dios sabe desde cuando o  cosas por el estilo. Los descubrimientos que haría no le dejarían dormir durante varias noches, y, por primera vez en mucho tiempo, sabría lo que es ser un simple mortal al mirarse las ojeras en el espejo tras haber pasado sus correspondientes noches "toledanas". 
En este gran reality, además, el jefe maquillado de último mono siempre acaba conociendo a sus encargados y supervisores en dos días porque éstos le cuentan con toda confianza sus dramas personales, que además suelen ser bastante aptos para un guión de telenovela, y él, al final del programa, siempre acaba dándoles lo que necesitan para paliar esos dramas que previamente le han contando cuando creían que eran un novato. Si el programa representara la realidad, el jefazo pasaría olímpicamente de los problemas que sus encargados le contaran, los cuales, por otra parte, tampoco se los contarían así como así. Le contarían chistes verdes y le harían las típicas "gracietas" para pasar el rato, pero de ahí a  que le contaran sus problemas con ese hijo alcohólico o con esa esposa díscola o con ese suegro enfermo en casa, hay un gran trecho.
Bueno, sea como sea, he de decir que el programa en sí, aunque irreal es muy entretenido, y  vale la pena perder el largo rato que dura viéndolo, aunque solo sea para "flipar" un poco con la gran diferencia que existe entre lo que nos tratan de vender en él y la realidad. Al menos ya no tenemos solo "gangrena tres" y "telecirco" en la televisión, y podemos adentrarnos en otros mundos mucho más insólitos y entretenidos que los que hasta ahora entraban en nuestras casas.
jajajjaa, ¿sabéis que el jefe tiene la cabeza más grande que el cuerpo?






9 comentarios:

  1. Tengo que reconocer que yo me he medio enganchado a este programa. Lo veo siempre que puedo, aunque en ocasiones no lo veo entero. En ocasiones se encuentran con algunos empleados a los cuales no le vendrían mal cuatro collejas.

    Por otro lado, te doy la razón con lo de los empleados. Está claro que todos tenemos nuestros problemas, pero si yo trabajo en un lugar y me ponen a un novato a mi cargo, a las tres horas no me voy a poner a explicarle mis problemas y mis dramas personales por muy buen tipo que parezca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, si, imagínate que te pones a trabajar en su sitio nuevo y te pones a contar tus penas, está claro que no todos te escucharían igual... Un saludo!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Michael Kors Handbags Sale Clearance can be found in many different places unlike other luxury handbags.
    Michael Kors Outlet Online are great for any occasion.
    Michael Kors Factory Outlet is perfect for those who like to carry fashion bags.
    Michael Kors Bags Outlet are always great to own when you need a bag to go with everything.
    Michael Kors Outlet Online is so universal that it could appeal to everyone.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...