miércoles, 22 de abril de 2015

Los jubilados, esos profesionales del sistema sanitario...


       Si no estáis jubilados, lectores, y habéis tenido la desgracia de tener que acudir últimamente al sistema sanitario público con frecuencia, habréis tenido el placer de toparos con los jubilados expertos en sanidad pública, auténticos titanes del sistema sanitario de nuestro país, y verdaderos profesionales en el campo. Ellos son los auténticos dueños de la sanidad pública, los que saben de todo lo referente a él, los que "cortan el bacalao" en el tema,  el alfa y el omega de la sanidad para todos... Ellos son la verdadera razón de las leyes sanitarias y de los avances médicos, os lo aseguro. 

lunes, 13 de abril de 2015

No a los test de coeficiente intelectual...

        Siempre he estado en contra de los test de coeficiente, al igual que lo estoy también de que se utilicen los psicotécnicos para todo, y de que se hagan pruebas y exámenes en las escuelas para calibrar las capacidades de los alumnos con el fin de saber "hacia dónde deben ser orientados...". Para mí ésta es una cuestión seria, y tan conspiratoria como muchas otras, porque pienso que todas estas mamarrachadas de tests y de pruebas están hechas para tenernos controlados y clasificados, que es a la postre lo que a los amos del mundo, ( las multinacionales, los lobbies económicos y políticos, etc...),  les conviene.

jueves, 2 de abril de 2015

Ideas super rancias que aún perduran...


      Yo creía que vivíamos en el siglo XXI, lector, pero tras haber pasado por una jornada de reflexión de esas que todos tenemos a veces, ( unas para reafirmarnos en nuestras ideas equivocados y otras para arrepentirnos de habernos reafirmado en éstas ), me he dado cuenta de que NO TODOS vivimos en el siglo XXI. Al parecer, a pesar de coexistir en una sociedad ultra moderna, ultra informatizada, y ultra progre en muchos sentidos, y a pesar de haber  quedado más que claro que la gente en su mayoría quiere y necesita vivir libre al amparo de sus sistemas de valores y creencias, y a pesar de la defensa que cada día se hace desde muchos ámbitos del derecho de cada uno a elegir llevar su existencia como le salga de los cojon..., hay personas, grupos, y estamentos, que aún viven convencidos de que las normas y los sistemas no han cambiado tanto, y que lo que vale es " lo de toda la vida", o sea, lo rancio y caduco a más no poder.