jueves, 11 de junio de 2015

Habría que volver a lo de las dos ostias...

        Sé que esta entrada va a dar que hablar, lector, pero como ya sabrás, me importa muy poco. Si me importara mucho el hecho de que cada vez que abro la boca sube el pan, este blog ya no existiría desde hace tiempo, cosa que por ahora no va a suceder... Sé que es impopular decir lo que voy a decir pero creo que es necesario que alguien lo diga, aunque tenga que ser yo, el menor desecho de virtudes que hay en este mundo... Hay que volver a lo de las dos ostias