domingo, 27 de marzo de 2016

Claves para reforzar la autoestima

       La autoestima, esa joya bajo el mar que muchos tratan de encontrar buceando entre tiburones, ese tesoro cuyo mapa está en el culo de alguien y nadie sabe de quién, eso que los psicólogos, orientadores de quien sabe qué, y coachers y motivadores de la vida en general, tratan de encerrar en un frasco para enseñarlo a las masas que les pagan fortunas para que les hagan más felices, eso que nadie sabe lo qué es pero que todo el mundo desea y busca sin parar;  la autoestima, eso que algunos afortunados tienen en cantidades ingentes y que otros parece que llegaron tarde el día que se hizo su reparto, la autoestima, eso que dicen que te convierte en un todopoderoso y en un "echado para adelante" que da asco...


       Si yo tuviera que definir la autoestima, diría que es el trozo de cerebro que hace que te des cuenta de que el mundo es un estercolero humano en el que nadie es más que nadie, y en el que la única manera de sobrevivir con éxito es ponerte al prójimo en los genitales y hacer lo que te viene en gana, ese trozo de tu personalidad que te hace inmune a charlatanes y manipuladores, moralistas, clasistas que se creen que mean colonia, y demás fauna encantadora. La gente se mata por tenerla, por conservarla, o por reforzarla cuando se ha sufrido un revés importante, porque es un arma poderosa frente a todo el que quiere controlar al personal a su antojo, un escudo para todo tipo de batallas, una luz que no se apaga ni en el callejón más oscuro y maloliente del planeta. Yo tengo bastante autoestima, creo, más que nada porque nadie ha logrado nunca que haga algo que no me sale de mi santo choch..., y puedo decir que se vive bastante bien teniendo gran cantidad de ella. La autoestima te hace estar fuera de las normas sociales convencionales porque no formas parte de la jerarquía social, esa en la que tu vecino médico se cree que tienes que saludarle con una reverencia, o en la que el director o gerente de tu empresa cree que si no tiene una silla en la que sentarse siempre tiene tu espalda para hacerlo. Se vive muy bien fuera de lo socialmente aceptado, en serio,  las ventajas compensan con creces a los inconvenientes, que por otra parte también los hay como en todo, claro, pues en esta vida no hay nada que no tenga un precio, no os creáis. Se vive cojonudamente siendo uno mismo aunque eso implique ser el discordante, el raro, el follonero, el "mira tú éste que se cree el mardano éste"..., y todo gracias a la autoestima, esa joya de la corona. 
  
       Yo no soy una super experta en autoestima, de todas formas, no he estudiado psicología ni nada por el estilo, ( ni ganas que tengo, la verdad...), pero creo que puedo daros algunas claves para que podáis adquirirla o fortalecerla, según el caso, si pensáis que necesitáis un poquito de ella para vivir más dignamente; así que, sin más dilación, voy a ello, que ya me estoy enrollando mucho, y parezco la típica intelectualoide de bragas color carne  y pelo de peluquería, cosa que no me place nada... Al lío pues!!

    1) No des segundas oportunidades: Si alguien te grita, te habla como a una basura, te insulta, o usa tu físico o tu intelecto para mofarse de la vida, no le des una segunda oportunidad. Parte de la base de que quien te aprecie nunca va a hacerte algo por el estilo por el miedo a cagarla y que no le vuelvas a mirar a la cara. El perdón es para los beatos y para los que quieren desesperadamente ir al cielo después de la muerte, no para los que saben que tienen que vivir aquí y ahora, ¿capicci? 

    2) mejor solo que mal acompañado: Es mejor estar solo que con gente que te pute... aunque ahora creas que no. Prúebalo, verás que es más fácil de lo que parece. Si tienes un móvil con internet, una radio con cascos, o el Candy Crash entre las manos, no necesitas a nadie. No es vergonzoso comer solo, lo vergonzoso es comer con alguien que te habla como si fueras su súbdito, o que come contigo para luego hablar de ti a tus espaldas, o para contar por ahí las cosas que tú le cuentas en confianza. Piensa que te compensa más...
   
    3) Tu opinión es importante: Tu opinión no es menos que la de la delegada de clase o que la del señor director del edificio en el que trabajas como un esclavo. La sociedad somos todos, tú también, y en la variedad está el enriquecimiento. Expresa tu opinión sin miedo  y sin disculparte por pensar a tu manera. la verdad absoluta no existe, nadie la tiene, así que vente arriba y opina sin anestesia; que sangren por los oídos...

   4) Echa de tu casa a los criticones: Todos los que van a tu guarida para criticar esto o aquello sobran de tu espacio. Los psicólogos modernos han instaurado una corriente que dice que la crítica constructiva es buena, lo cual es una apestosa mentira creada para que los que se creen Dios puedan ir por ahí diciendo a los demás lo que hacen mal. Una crítica siempre es una crítica, es algo negativo y desagradable que algunos usan para hacer daño, así que todo aquel que vaya a tu casa a criticar, que critique lo que hay de la puerta de la entrada hacia fuera, que es a donde tiene que ir. 

    5) No te intereses por nadie que no se interesa por ti: En una película dramática quedaría muy bonito que sufrieras por alguien a quien le importas un carajo, pero en la vida real queda de pena. Siempre va a haber alguien a quien le puedas interesar, más que nada porque entre los millones de humanos que hay en el planeta hay gente para todos los gustos, y perder el tiempo esperando que alguien que no te mearía encima si hubiera un incendio te sonría, es eso, una pérdida de tiempo de la osti...

   6) Que no te  manipulen: No te dejes embaucar, vive según tus reglas y valores. Todo el mundo tiene derecho a luchar por su forma de vida, y tú no vas a ser menos.

   7) Rodéate de buenas personas. Pobres, ricos, negros, blancos, etc... Da igual de que estrato social sean tus amigos y conocidos, intenta que ante todo sean buenas personas. Si te rodeas de buenas personas, esas que respetan a los demás y les aportan cosas buenas, notarás como tu autoestima y tu capacidad para sentir placer aumenta. Garantizado.

   8) Sé positivo. No importa la mierda que tengas que tragar a diario, piensa que todos hemos de tragar alguna que otra para sobrevivir;  hasta el más asquerosamente rico ha de tragar alguna, ( la típica esposa prostituta que le saca el dinero, el típico hijo rebotado que pasa de él y que se mete polvito blanco en las fiestas, la típica asistenta que saca a la luz sus vergonzosos vídeos de alcoba, etc...) No importa la caca que tengas que tragar, intenta reírte todo lo que puedas, y mira lo positivo que tienes en la vida, aunque sea muy poco, pues la felicidad no es un estado, sino la suma de pequeños momentos.


       Bueno, lector, espero que estas claves te hayan aclarado algunas cosas, y que tengas un poco más de autoestima que ayer, cosa que aunque creas que no, siempre hace falta. Siempre...

Tenemos tanta autoestima que nos la suda lo que penséis de nuestras pintas

5 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...