miércoles, 30 de agosto de 2017

los niños están indefensos

       En lo que llevamos de año ya ha habido varias muertes de niños por abuso y maltrato en su círculo familiar. Nos rasgamos mucho las vestiduras con ello, pero lo cierto es que los niños están desprotegidos en nuestra amada sociedad. Esto que digo puede parecer alarmante, pero si tú, lector, miras las estadísticas por años de niños asesinados a manos de sus familiares y entorno cercano, puede que a lo mejor cambies de opinión.

martes, 27 de junio de 2017

el afecto, la gran rebelación

   Estoy en shock, querido lector. No salgo de mi asombro con este perro mundo en el que vivimos, de verdad. Verás, resulta que la humanidad ha sido capaz de crear máquinas, robots, y demás mierdas, pero después de todo eso, es ahora, en pleno siglo XXI, cuando nos damos cuenta de que el afecto es la gran medicina para el desarrollo de las personas.

martes, 7 de marzo de 2017

hazte oír y su bus del odio

     Estos días anda el patio muy revuelto por aquí, lectores, por culpa de un autobús que ha estado circulando por ahí llamado por la Comunidad de Twitter "el bus del odio" ( por cierto, aprovecho para deciros que os amo, twitteros). Por lo visto, una organización ultra católica, (y yo quiero añadir que ultra nazi), llamada "hazte oír", ha fletado un autobús con un lema bastante simplón y gilipollas en contra de los menores transexuales que dice algo así como que las niñas tienen vulva y los niños penes, y que nadie engañe a nadie en ese aspecto. Supongo que su intención era pasear su mega eslogan por las calles como el que pasea el carro de los helados para que la gente de bien les dijera lo cojonudos que son y que tienen más razón que un santo, y para que Dios les elevara sobre esta tierra llena de infieles y de gente ordinaria, y les regalara unas alas de ángel celeste, pero lo cierto es que les ha salido el tiro por la culata.

domingo, 29 de enero de 2017

Carta a una madre primeriza y sufridora


       Querida madre sufridora:

      Te escribo esta carta porque llevo tiempo viendo que no hay nadie que se digne a escribirte nada excepto consejitos que no has pedido, críticas mordaces disfrazadas de buenas intenciones, y encuestas que tratan de validar estudios seudocientíficos hechos para hacerte sentir mala madre. Hace poco que tuviste a tu retoño y las cosas no han resultado ser lo que tú pensabas que iban a ser, ¿verdad? Te sientes engañada por todos, sufridora, pero estás lo bastante abducida por el sistema como para no decir nada a nadie sobre tus verdaderos sentimientos, no vaya a ser que te tachen de mala persona, de mala madre, y de terrorista que pone bombas en supermercados para gente de bien.

domingo, 8 de enero de 2017

Los pesimistas, esos seres entrañables

     Últimamente estoy hasta los cojones  harta del pesimismo, lector, ( que para el que no lo sepa es la dudosa virtud de no creer en nada o como mucho en la destrucción inevitable del mundo y de los seres que viven en él, )harta del madre mía que vida ésta y de la queja continua, del llorar por llorar, y del llevar el barco hacia las rocas para que se estrelle porque como se va a estrellar de todas formas para qué intentar desviar las piedras marinas.