martes, 27 de junio de 2017

el afecto, la gran rebelación

   Estoy en shock, querido lector. No salgo de mi asombro con este perro mundo en el que vivimos, de verdad. Verás, resulta que la humanidad ha sido capaz de crear máquinas, robots, y demás mierdas, pero después de todo eso, es ahora, en pleno siglo XXI, cuando nos damos cuenta de que el afecto es la gran medicina para el desarrollo de las personas.